Dentro de un recinto (una habitación, una oficina, una bodega, casa o apartamento), un factor que se traduce en confort y sensación de frescura en épocas de calor; es provocado por un buen aislamiento térmico de dicho espacio, en la cual, el comportamiento térmico de las ventanas debe ser medido o evaluado por el equilibrio energético que ellas aportan, en cuanto a la energía transmitida y absorbida en el interior del recinto.


Se debe tener en cuenta para un adecuado aislamiento térmico los siguientes factores:  El coeficiente de ganancia solar SHGC o algunas veces abreviado como G, es el calor solar total entrante al recinto. Este factor depende de la proporción de radiación solar que atraviesa una ventana. En días fríos, interesa que SHGC tenga un valor mayor; por el contrario, en los días cálidos interesa que SHGC sea lo más bajo posible. El valor de SHGC se calcula como la relación de la energía transmitida al interior, sobre la energía incidente del exterior (radiación solar).


Otro factor para tener en cuenta es la transmisión de luz visible VLT. Algunos revestimientos de baja emisividad o películas de control solar en el mercado, contribuyen al bloqueo de este factor VLT en casi un 80%, o permiten un determinado paso de la luz a través del vidrio de una ventana, reduciendo casi al máximo la emisividad de energía desde el vidrio.


Un coeficiente importante igualmente, es el llamado transmisión térmica o transmitancia térmica U. Cuanto menor sea el valor del factor U en los vidrios, en época de invierno, menos calor escapa desde el interior de una habitación o vivienda. Y para época de verano, se evita que escape el frio del recinto que genera un sistema de aire acondicionado. Lo anterior se traduce en ahorro energético de electricidad logrando mantener una temperatura interna agradable y adecuada, sin llevar al mínimo de temperatura en el control del sistema de refrigeración.

una respuesta a “¿Qué es el Aislamiento Térmico De un Espacio?”

Deja un comentario